Contra la banalización de la violencia machista

0
434
Imagen del artículo publicado en La Gaceta de Salamanca
Editorial LVS || 30/11/2017

Este medio digital fue nació para hacer otra clase periodismo que no se veía reflejado ni en la ciudad ni en la provincia de Salamanca. Creemos en otra forma de hacer periodismo, uno en el que la participación ciudadana sea uno de los pilares como marca nuestra Plaza Abierta. Eso es lo que llevó a un grupo de personas promovido por Miguel Ángel Llamas para llevar a cabo esta difícil empresa ciudadana.

Este medio se ve obligado a compartir con sus lectores la repulsa que le genera un periodismo denigrante que se entromete en las vidas privadas de las personas. Incluso se permiten el lujo de dar consejos o indicaciones a pesar de no habérselos pedido nadie. Las faltas de respeto personales suelen ser muy habituales en este tipo de artículos de opinión. Este tipo de periodismo lo encarna Alberto Estella, columnista de La Gaceta de Salamanca; y, en uno de sus últimos artículos titulado “Tocamientos”, ha cruzado un límite insospechado respecto a la ligereza con la que aborda un tema tan delicado y grave como la violencia machista. Los asesinatos machistas han provocado la muerte de 40 mujeres este año y más de 800 en los últimos 15 años.

El columnista ha repartido a diestro y siniestro a lo largo y ancho de geografía provincial con el consentimiento de La Gaceta sin reparar en el daño que puede causar a sus “víctimas” y sin ningún tipo de ética. Su reciente entrega de calumnias iba dirigida hacia Virginia Carrera, portavoz municipal de Ganemos Salamanca; pero también hacia todas las mujeres que sufren acoso sexual. El artículo niega cualquier tipo de valor al relato de muchas mujeres que han sufrido violencia machista y, en concreto, a las discriminaciones que ha sufrido la representante local de Ganemos Salamanca.

El artículo ha tenido un fuerte impacto y ha despertado la respuesta de la ciudadanía salmantina. Las redes sociales han ardido ante este artículo. Diferentes organizaciones políticas y sociales han condenado las palabras del columnista y mostrado su apoyo a la concejala de Ganemos Salamanca. Además, el artículo ha llegado más allá de la provincia y el Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León lo ha condenado por “frivolizar el acoso y poner en duda las agresiones sexuales” y ha recordado al autor lo siguiente:

“Desde el Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León no solo se recuerda la responsabilidad de los medios de comunicación en la lucha contra la violencia de género, sino también la necesidad de que éstos se ajusten al mejor tratamiento informativo de este grave problema social, en la línea del acuerdo suscrito con la Junta de Castilla y León, como agentes imprescindibles en la sensibilización y en la prevención de cualquier situación de violencia de género.”.

El acuerdo que se menciona en el comunicado se firmó días atrás de la publicación del artículo de Alberto Estella. La ética y la responsabilidad deben ser valores para las personas que ejercen el periodismo porque sus palabras llegan a una gran masa de la población. Por eso, se le pide respetuosamente al señor Alberto Estella en su labor de periodista que no banalice un problema social tan grave y tan serio como es la violencia machista.

Mañana, hay pleno en el Ayuntamiento de Salamanca, donde el grupo municipal de Ganemos Salamanca ha presentado una moción en la que el Ayuntamiento se deberá posicionar sobre la violencia machista que se ha ejercido contra una de las representantes de la corporación. Esperamos que los representantes que componen el Ayuntamiento tomen la decisión de condenar tal hecho, que sería coherente con los minutos de silencio  acordados este año y muchos otros cuando se ha asesinado a una mujer. Las instituciones y la ciudadanía deben tomar cartas en el asunto y atajar actitudes machistas que niegan uno de los principales problemas de nuestra sociedad. La condena institucional de esta “opinión” por parte de la corporación municipal no es sólo un apoyo a Virginia Carrera, representante pública, sino a todas las mujeres que sufren esta lacra social. La Gaceta  de Salamanca debería acatar el convenio que firmaron la Junta y el Colegio Profesional de Periodistas de Castilla y León; de esta manera, se daría el primer paso para no banalizar la violencia machista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here