¿Quién dijo que Salamanca tenía una vida política tranquila?

0
913
Redacción LVS || Análisis de Juan Cortés || 2/1/2018

Todo el mundo hace un repaso de cómo ha sido el año estos últimos días de 2017. Políticamente, podríamos tildar este año como agitado e intenso… y a nivel local también, especialmente para la corporación municipal de la ciudad de Salamanca. Han surgido diversos hechos o fenómenos políticos que han marcado la agenda política local y no han pasado nada desapercibidos para la ciudadanía salmantina, incluso han trascendido más allá de nuestro ámbito político-social. El actor político principal este año ha sido, sin lugar a dudas, la Plaza Mayor.

De hecho, el año comenzó con la duda de cuándo sería retirado el medallón de Franco de la plaza más majestuosa de España. Un logro de la oposición en su conjunto que se unió para quitar la insignia franquista, hecho que atrajo a diversos medios de índole nacional. No obstante, no fue hasta el 9 de junio que comenzaron las obras en la Plaza, que casualmente coincidían con el pleno extraordinario sobre la gestión de las guarderías infantiles municipales. Seguramente, este ha sido el principal fenómeno y que más sobresaltos ha generado en la política local salmantina.

A pesar de que la sesión se produjo a principios de junio, este fenómeno comenzó en abril, cuando se destapó la trama Lezo en Madrid encabezada por el expresidente de esa Autonomía, Ignacio González. Durante las primeras semanas, la prensa nacional (El País y El Español) fue desvelando las diversas grabaciones que poseían las unidades de investigación de la Guardia Civil sobre conversaciones telefónicas que tenía el “popular” Ignacio González. En la noticia recogida por El Español del 1 de junio de este mismo año apareció una parte de la transcripción y en la siguiente se mencionaba este párrafo:

“Ella con el alcalde, “¿tú conoces al alcalde?” digo sí (risas), yo conozco bastante a Alfonso. Con éste no se debe llevar muy bien, pese a eso tiene el monopolio de todas las guarderías de Salamanca”

Estas declaraciones generaron un gran revuelo en la oposición. Los tres grupos municipales de la oposición le exigieron explicaciones de diversas maneras: pleno extraordinario, comisión de investigación, comparecencia del alcalde. Además, Podemos, pese a no estar en la institución de manera directa (el Grupo Municipal es Ganemos) se erigió en azote de Mañueco y así lo percibió el concejal Fernando Rodríguez cuando les interpeló desde el pleno por un vídeo satírico. Aun así, el alcalde Fernández Mañueco sigue sin dar explicaciones al respecto.

Y este no ha sido el único caso en el que el gobierno del Ayuntamiento se ve en aprietos. Por otro lado, estos días atrás los comerciantes de la Rúa se han movilizado con respecto al mercadillo navideño que se ha puesto en la plaza Anaya. Aún no se sabe el alcance de la compleja organización del mercadillo, pero los comerciantes de la Rúa están a disgusto con toda la parafernalia que ha habido detrás y el trato recibido por parte del Ayuntamiento y, en particular, con la concejala de Comercio.

Si seguimos la senda de la Plaza como protagonista, destacan las múltiples manifestaciones y concentraciones allí celebradas. Una de las movilizaciones más visibles fue por la unidad de España, que llegó a congregar hasta cuatro citas en la Plaza en poco más de una semana con respecto al conflicto catalán; incluso la plataforma Parlem-Hablemos congregó esos días a cientos de personas. No sólo han sido estas concentraciones las que han tenido tanto impacto. Por primera vez se hacía una manifestación sobre el movimiento No a la Mina en la capital de la provincia del Tormes a la que acudieron 2.000 personas según la organización. Un movimiento que cada vez es mayor en la sociedad salmantina y lucha por el patrimonio de nuestra tierra y la salud de nuestros conciudadanos.

No creo que algunos de los temas políticos que se han abordado en estas líneas decaigan en este 2018. Las dudas que existen sobre las contrataciones del Ayuntamiento probablemente seguirán ocasionando mucha tensión en la sociedad salmantina y los actores políticos de la ciudad. Aun así, cabe augurar que se agregarán nuevas demandas sociales a las que ya había antes y crecerá la participación política en nuestra sociedad. Y desde La Voz de Salamanca, estaremos ahí para contarlo de una manera diferente.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here